Quienes Somos
As. Jurídico
Jubilaciones
Servicios
Contacto
síguenos en Facebook
Selección de
societat gastronomica
Tango
Guia
Espai Catala
Asociate
Galeria de Fotos
cultura
Carta a Mafalda
Diccionario

Contacto: (+34) 675 384 396

Email:

PATERA CON INMIGRANTES CANARIOS EN BUENOS AIRES, EN LA éPOCA DE ROSAS
2011-02-24
Sección ARGENTALANES
PATERA CON INMIGRANTES CANARIOS EN BUENOS AIRES, EN LA éPOCA DE ROSAS

Patera con inmigrantes canarios en Buenos Aires, en la época de Rosas
Cristina Ambrosini

El fenómeno de las actuales “pateras”, naves precarias, sobrecargadas de personas que desean llegar a un nuevo mundo, mejor que el propio, aun al precio de perder la vida en el intento, no es nuevo. En julio de 1836 atracó imprevistamente en Buenos Aires, una goleta española con un cargamento humano de 450 inmigrantes canarios provenientes de la isla de Lanzarote, infectados con el virus del tifus. El destino de la nave era Montevideo pero no los dejaron descender. La recepción humanitaria que recibieron en Buenos Aires, ordenada y supervisada por el mismo Juan Manuel de Rosas, es un episodio que merece destacarse en esta época de políticas xenófobas y expulsivas. Brevemente, la historia es ésta:
Una sucesión de erupciones volcánicas y sequías provocaron un éxodo masivo en la isla de Lanzarote en1835. La ocasión fue propicia para las promesas de una tierra mejor para los desesperados labradores por parte de algunos aventureros que, cobrando precios excesivos, los embarcaban en naves pequeñas e inadecuadas para la larga travesía. Así llegó a Buenos Aires la nave ”Isabel Segunda”, alias “Lucrecia” con un contingente de 450 inmigrantes canarios compuesto por hombres, mujeres, niños y dos sacerdotes pues les habían impedido desembarcar en Montevideo ya que la ciudad estaba asolada por una epidemia de escarlatina. La nave, entonces, buscó refugio en el puerto de Buenos Aires.

Cuando las autoridades argentinas inspeccionaron la nave descubrieron una verdadera tragedia humana a bordo. Allí había estallado una epidemia de tifus por las penosas condiciones del viaje: tres meses en alta mar con escasos víveres, hacinados, sin bañarse ni cambiarse las ropas, el virus había hecho estragos, especialmente sobre mujeres y niños. Se decidió desembarcar a enfermos y sanos en el convento de La Recoleta bajo la responsabilidad del Capitán del Puerto y el jefe de Policía Bernardo Victorica para, una vez aislados, ser atendidos por los médicos. El tratamiento se atuvo a las normas de higiene de la época, se eliminaron los piojos, se los desinfectó, vistió, alimentó y alojó en camas limpias. Para la mejor atención, colaboraron tres estudiantes, tres sacerdotes y una negra liberta, corriendo con los gastos el Estado ya que no hubo a quien cobrarle. El gobernador Juan Manuel de Rosas ordenó la compra de ropas, cobijas y cuanto fuera necesario para los enfermos además de proveer de abundantes alimentos frescos y de buena calidad. El Dr. Justo García Valdéz y sus colaboradores se encargaron del restablecimiento de la salud de los apestados. En sus informes cuentan que las personas llegaron sucias y malolientes a causa de haber usado un único vestido en todo el viaje. Muchos sufrieron la clásica diarrea, hinchazón de piernas y hematomas purulentos en las nalgas. Las noticias de los desdichados inmigrantes conmovió a toda la comunidad, también la admiración por la sacrificada actitud de los médicos y todos los que se expusieron al peligro del contagio (falleció uno de los sacerdotes). Tantos esfuerzos, luego, fueron premiados con medallas de oro y plata que llevaban la siguiente inscripción “Salvó a sus semejantes con riesgo de su vida”. Pasado el peligro, los inmigrantes canarios fueron autorizados a radicarse en el país. Varios de ellos se establecieron en los terrenos de la Chacarita de los Colegiales.

Fuente consultada: Arnaldo J. Cunietti-Ferrando “La tragedia de los inmigrantes canarios. Un episodio poco conocido de la época de Rosas” en Historias de la ciudad, Nª 29, diciembre de 2004, pp.31-41

web de Cristina Ambrosini
Publicidad

TechARTivity - diseño y programacion web
Adquira Martin fierro bilingue formato digital (PDF)
LegaCity
incat
CONSULADO ARGENTINO BARCELONA. Difundimos la web del Consulado, para facilitar la comunicacion entre los ciudadanos/as de argentina y la administracion del Estado Argentino. Esta difusion se realiza de forma TOTALMENTE INDEPENDIENTE DE LAS AUTORIDADES Y SIN OTRO OBJETIVO QUE EL DE FACILITAR LAS GESTIONES DE NUESTROS COMPATRIOTAS. Asimismo, convocamos a todas las entiaddes argentinas a incluir los enlaces con los consulados. Junta Directiva
 
Publica tu baner
Escribenos a

 

(c) 2005-2017 - Casal Argentino de Barcelona - C/Casp, 17, 1 piso, oficina 12 - 08010 Barcelona - Catalunya | Móvil: 675 384 396 | Email: