Quienes Somos
As. Jurídico
Jubilaciones
Servicios
Contacto
síguenos en Facebook
Selección de
societat gastronomica
Tango
Guia
Espai Catala
Asociate
Galeria de Fotos
cultura
Carta a Mafalda
Diccionario

Contacto: (+34) 675 384 396

Email:

LA CULPA NO ES DEL CANCER FALLECIO CARLA RUTILO ARTES COMPANY,
2017-02-23
Sección DERECHOS HUMANOS
LA CULPA NO ES DEL CANCER FALLECIO CARLA RUTILO ARTES COMPANY,



LA CULPA NO ES DEL CANCER
Falleció Carla Rutilo Artès Company,
Murió Carlita, la noticia me pegó desde el WhatsApp de un muy buen amigo argentino, que vive en Madrid, quién reenvió el comunicado de Abuelas.
Este amigo, que también sobrevivió luego de pasar por el centro de exterminio “Orletti”, donde fue torturada hasta la muerte la madre de Carlita.
Ruffo, el secuestrador, utilizó a Carla en las sesiones de tortura para intentar quebrar a su madre, quién todavía está desaparecida.
Carlita nunca fue derrotada, nunca. Enfrentó a sus captores, el mismo que acabó con la vida de su madre, el mismo que le robó diez años de su vida, abusando y golpeándola día y noche.
En unos segundos, Carla consiguió una Victoria, ella lo condenó a Ruffo en el tribunal, cuando persiguió con la mirada al torturador que intentó arruinarle toda la vida, quién bajó los ojos, en la cobardía de los terroristas de estado.
Carla fue madre soltera, crió a sus hijos, cuidó y honró a su abuela Sacha Artès Company, luchó junto a las Abuelas de Plaza de Mayo y otras entidades de Derechos Humanos, se formó como cocinera, y ejerció una vida feliz, como resultado de su valentía.
El horror nunca consiguió que el odio anidara en su persona. Pero nunca ni perdonó ni olvidó.
La conocí en 2009, primero por Facebook, luego en largas charlas por teléfono. No sabia de su origen catalán y nunca había advertido la coincidencia de su apellido con la del President Companys.
Cada una de las conversaciones, eran intensas, por toda la realidad que compartíamos en nuestras respectivas historias, personales y colectivas.
Cuando perdemos a alguien que tiene este valor sentimental, la impotencia nos frustra, es imposible descargar el dolor en un culpable, en unas células enloquecidas que destruyen el organismo de una persona.
NO es este el caso.
No es ninguna casualidad, la cantidad tremenda de personas que han pasado por un padecimiento extremo, que desarrollan un cáncer.
Al cuerpo de Carla la mató Ruffo, Videla, Massera y Agosti, con la ayuda indispensable del rey de España, entre otros cómplices.
Su organismo no pudo resistir la carga de los padecimientos que incrustaron los cobardes de la Dictadura.
Su organismo, la materia, los tejidos, sucumbieron, Carla no.
Ella triunfó victoriosa, con el arma de su sonrisa cargada de amor y solidaridad.

Hasta la Victoria siempre Carla Rutilo Artés Company.

Diego Arcos Espinosa

COMUNICADO DE ABUELAS
¡HASTA SIEMPRE, QUERIDA CARLA!
FUENTE: ABUELASAUTOR: ABUELAS
Con enorme dolor en el alma comunicamos el fallecimiento de la nieta restituida Carla Graciela Rutila Artés, a causa de un cáncer, corolario de una vida durísima. Sus restos serán inhumados mañana, jueves 23 de febrero, en el cementerio de la Chacarita.


Con enorme dolor en el alma las Abuelas de Plaza de Mayo tenemos que comunicar el fallecimiento de la nieta restituida Carla Graciela Rutila Artés, a causa de un cáncer, corolario de una vida durísima. Sus restos serán inhumados mañana, jueves 23 de febrero, en el cementerio de la Chacarita.

Carla nació el 28 de junio de 1975 en Miraflores, Perú. Sus padres, Enrique Joaquín Luca López, uruguayo, y Graciela Antonia Rutila Artés, argentina, eran militantes políticos. La familia se mudó a Bolivia, donde Enrique y Graciela formaron parte del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Él fue asesinado el 19 de septiembre de 1976. Ella fue detenida junto a Carla el 2 de abril de 1976 en la localidad de Oruro. El 29 de agosto de ese año, las autoridades bolivianas entregaron a Graciela y a Carla a la Gendarmería Argentina que las trasladó al centro clandestino de detención Automotores Orletti.

Carla fue apropiada e inscripta como hija propia con el nombre de “Gina” por el matrimonio de Amanda Cordero y Eduardo Ruffo, uno de los represores responsables de ese centro de exterminio. Tras una nueva campaña de Abuelas en la que se publicó la foto de la pequeña Carla, llegaron las primeras denuncias a nuestra Asociación. Su abuela materna, Matilde Artés Company, más conocida como “Sacha”, era actriz y militante política. Al momento del secuestro de su hija y su nieta estaba en Cuba, desde donde se fue a España. Desde allí volvió a nuestro país para llevar adelante el caso de su nieta junto con Abuelas.

La denuncia por la apropiación de Carla se radicó ante el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 5. Los apropiadores, después de un tiempo prófugos, fueron detenidos. La verdadera identidad de Carla fue comprobada con los análisis de sangre y en septiembre de 1985 pudo reencontrarse con su Abuela Sacha en Tribunales, luego de que el juez le contara la verdad a la niña. Sacha y su nieta se fueron a vivir a España. Luego del levantamiento carapintada que trajo como consecuencia las leyes de obediencia debida y punto final, no se sentían seguras en el país. Desde el otro lado del Océano, con frecuencia, Carla nos escribía cartas: “Quiero que nunca olviden que soy Carla Rutila Artes y que ustedes ayudaron a mi abuela a encontrarme, y que gracias a ello estoy aquí”.

En 2010, después de 23 años viviendo en España, Carla volvió a la Argentina para declarar contra su apropiador Ruffo en el juicio por los crímenes cometidos en Automotores Orletti. Desde la restitución de su identidad jamás había regresado al país por temor a Ruffo, quien además, de niña, la golpeaba y abusaba de ella. Sin embargo, el nuevo escenario en materia de justicia por los crímenes cometidos durante la última dictadura impulsó a Carla a dar su testimonio del infierno que pasó con Ruffo, ex miembro de la Triple A y de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE). Declaró con la fortaleza que la caracterizaba, mirando a Ruffo a los ojos: “No tenía dudas de que no aguantaría mi mirada”, diría luego de prestar su testimonio. Entonces volvió a España, pero un tiempo después, con Ruffo tras las rejas, decidió radicarse con sus tres hijos en la Argentina. Al viejo continente regresó una vez más a prestar testimonio en el marco del juicio por los crímenes de Plan Cóndor impulsado en Italia.

Con fortaleza enfrentó la enfermedad que hoy se la llevó. Recordamos, como si fuera hoy, la inmensa alegría de volver a abrazarla luego de tantos años.

Hasta siempre, querida Carla.

Las Abuelas.

Publicidad

TechARTivity - diseño y programacion web
Adquira Martin fierro bilingue formato digital (PDF)
LegaCity
incat
CONSULADO ARGENTINO BARCELONA. Difundimos la web del Consulado, para facilitar la comunicacion entre los ciudadanos/as de argentina y la administracion del Estado Argentino. Esta difusion se realiza de forma TOTALMENTE INDEPENDIENTE DE LAS AUTORIDADES Y SIN OTRO OBJETIVO QUE EL DE FACILITAR LAS GESTIONES DE NUESTROS COMPATRIOTAS. Asimismo, convocamos a todas las entiaddes argentinas a incluir los enlaces con los consulados. Junta Directiva
 
Publica tu baner
Escribenos a

 

(c) 2005-2017 - Casal Argentino de Barcelona - C/Casp, 17, 1 piso, oficina 12 - 08010 Barcelona - Catalunya | Móvil: 675 384 396 | Email: