Quienes Somos
As. Jurídico
Jubilaciones
Servicios
Contacto
síguenos en Facebook
Selección de
societat gastronomica
Tango
Guia
Espai Catala
Asociate
Galeria de Fotos
cultura
Carta a Mafalda
Diccionario

Contacto: (+34) 675 384 396

Email:

EL VIRREY AMAT (1704-1782), CREADOR DEL VIRREINATO DEL RíO DE LA PLATA, AMANTE Y MARIDO INSUSTITUIBL
2006-11-05
Sección ARGENTALANES

El virrey Amat (1704-1782), creador del virreinato del Río de la Plata, amante y marido insustituible.

Cristina Ambrosini cristinaambrosini@yahoo.com.ar
Web de Cristina Ambrosini epicureanos.blogspot.com/

DON MANUEL DE AMAT y Junyent Planella Aymerich y Santa Pau es una figura excepcional en la historia de hispanoamérica. Más conocido como Manuel de Amat y Junient o Manuel de Amat y Junyent (Vacarisses, Barcelona, 1704 — Barcelona, 1782) nació en el seno de una aristocrática familia catalana. Hijo de Josep de Amat y Planella (marqués de Castellbell) y de María Junyent y Verges (marquesa de Castell Manyà) fue, desde su más temprana juventud, un hombre de acción. Demostró tener dotes castrenses desde muy joven, participando ya en 1719 en acciones bélicas contra los franceses en Aragón. A los 17 años ingresó en la Orden de Malta y marchó a la isla como caballero permaneciendo en ella cuatro años. Sirvió en las guerras de África y por ello obtuvo el mando del Regimiento de los Dragones de Sagunto. Se destacó en la batalla de Bitonto (Reino de Nápoles, 25 de mayo de 1734) con el contingente que al mando del conde de Montemar derrotó a las tropas austríacas de Visconti y Traun, en la guerra de sucesión de Polonia. Asimismo sobresalió en el asedio de Gaeta (1734). En su carrera militar llegó a alcanzar el grado de mariscal de campo.
Con tan buenos antecedentes de mando, la corona española lo consigna a América cuando en 1755 fue nombrado Gobernador y Presidente de la Audiencia de Chile. Allí tuvo la oportunidad de mostrar, ahora, sus dotes de gobernante y estos méritos le valieron ganar el premio mayor, el mando del Virreinato del Perú. Sucedió como Virrey del Perú en 1761 a José Antonio Manso de Velasco, conde de Superunda, que había gobernado desde 1745.
Según Ernesto Poblet, el gobierno de Amat representó, para Lima, los quince años más asombrosamente divertidos, dinámicos y faranduleros, matizados con crecimiento económico, desarrollo de poder bélico, fomento del estudio de las matemáticas, ordenamiento urbanístico y florecimiento de las artes. Este catalán que asumió como virrey a los 56 años para retirarse a los 72 mostró una personalidad inquieta, vigorosa y ampulosa hasta la exageración. Disfrutaba del buen vino, las mujeres y las artes tanto como de su capacidad de mando. En una ocasión intervino personalmente en el amotinamiento de unos presos. El gran Don Manuel entró a los gritos en la cárcel amotinada con una espada en cada mano. Los presos lo recibieron a pedradas pero al poco rato quedaron todos arrinconados y sumisos quizás más asustados por los gritos que por las espadas. Con igual vigor enfrentó al clero de Lima formado por 3.300 frailes y 700 monjas, herederos de los vicios, fanatismos, extorsiones y delaciones de la época de la Inquisición. A estos enemigos con sotana también enfrentó el virrey. Le cupo al virrey catalán enfrentar el asedio de la flota británica en el Pacífico y durante su mandato incrementó el poder bélico de 6.600 hombres a 50.000 y en 1770 alcanzó los 100.000. Controló el avance de los portugueses sobre el Mato Grosso y el Alto Paraguay. Pero, una de las más destacadas acciones de Amat y a la que le debemos gratitud los argentinos es al fomento de la creación del Virreinato del Río de la Plata, territorio que prefiguró los actuales de Argentina, Uruguay y Paraguay. Con gran lucidez, el virrey Amat advirtió que la integridad territorial española en América no podía estar a resguardo en una extensión tan dilatada como la que administraba y que abarcaba casi todo el cono sur hasta el Cabo de Hornos. Creado el nuevo virreinato del Río de la Plata, se dispuso como capital la ciudad que comprendía el puerto de Buenos Aires y las gobernaciones de Buenos Aires, Uruguay, Paraguay, Santa Cruz de la Sierra, Tucumán y el distrito de Charcas. Otros virreyes del Perú con menos visión y mayor ambición de concentración de poder, boicotearon las competencias de las nuevas jurisdicciones.
Entre todas las hazañas del virrey Amat, la que merece mayor espacio en el recuerdo de la época fue la intensa relación amorosa con la primera figura del teatro de Lima, la bella y joven actriz Micaela Villegas y Hurtado de Mendoza, despectivamente tildada por sus enemigos como “La Perricholi”, nombre con el que se nombraba a la amante del virrey al juntar las palabras “perra” y “chola”.
“No fue ajeno a la creación de este abominable apelativo la pronunciación acatalanada del propio virrey amante”, dice Poblet.
Micaela Villegas Hurtado nació en 1748 y tuvo un hijo con el virrey. El niño recibió el nombre de Manuel de Amat Villegas. Este hijo extramatrimonial del virrey fue, en 1821, uno de los firmantes del Acta de Independencia en Lima junto a San Martín ya que desde joven se enroló en la causa independentista de América. La historia del virrey Amat y la Perricholi inspiró distintas obras líricas y de teatro. En 1952 se filmó la película “La carrosse d’or”dirigida por Jean Renoir y protagonizada por Anna Magnani, inspirada en esta historia que desafió la pacatería de la Lima colonial.
En el año 1776, cuando el Congreso de Estados Unidos proclamó su independencia y comenzaban a vislumbrarse los aires revolucionarios en las colonias españolas en América, el virrey Amat recibe su merecido retiro y, cargado de honores y una renta (no obtenida por malversación de fondos públicos sino como merecido premio a su gestión), vuelve a Barcelona pero allí comienza otra historia tanto o más romántica que la que protagonizó con la Perricholi en la Lima colonial. Este soltero, virrey jubilado, de 72 años es ahora un tío simpático que tiene como preocupación el bienestar de sus sobrinos. Así se entera que uno de ellos acaba de romper el compromiso matrimonial con María Francesca de Fivaller, una joven de 21 años, miembro de una de las mejores familias de Barcelona quien ahora su familia decidió ingresarla al Convento de Santa María de Jonqueres como monja. El ex virrey decide intervenir frente a tan flagrante injusticia y pide una audiencia con la joven para disculparse en nombre de su sobrino. Ya frente a ella, en la conversación, desliza una propuesta:
“Niña querida, lamento no ser muy joven, pero con mis setenta y dos años sólo te puedo ofrecer las cadenas del matrimonio para sacarte de aquí, pero ninguna contrapartida….”
La joven lo mira primero sorprendida y luego contesta decidida: “Señor, más pesadas son las cadenas del convento y las estoy soportando…. Si fueran ciertas tus insinuaciones saldría feliz de estos claustros aferrándome a tu mano.”
La boda se celebró por poder y Don Manuel mandó construir para su esposa un espléndido palacio en plena rambla barcelonesa, conocido luego como “el palacio de la virreina”. Al parecer, la pareja vivó feliz los años que mediaron hasta la muerte del esposo en 1782, protagonizando uno de los funerales más sentidos de la época ya que ambos llegaron a ser dignos de admiración y respeto por quienes los frecuentaron y fueron testigos de su felicidad. María Francesca, viuda a los 27años, no se volvió a casar. A quienes le preguntaba manifestaba “no poder encontrar un hombre tan digno, honesto y honrado, amante y buen marido.”
Según dice Ernesto Poblet en este artículo citado, actualmente en Barcelona, en el Palau de la Virreina, en plena rambla, hay una inscripción que dice en italiano: “L’ arido legno: facilmente s’accende – e piú que il verdi rami avvampa e splenddi…” (El viejo leño fácilmente se enciende – y más que las verdes ramas –calienta y brilla…)
No me consta pero, en cuanto ocurra la bendición de pisar Barcelona, una de los primeros objetivos que cumpliré será verificar este dato.


Fuentes consultadas
Ernesto Poblet, El virrey Manuel Amat: trabajo y amor, TODO ES HISTORIA, Nº 441, abril de 2004, pp.63-69.
Ernesto Poblet en La época del Virrey Manuel Amat y Junyent y Micaela Villegas “La Perricholi”, http://www.clubdelprogreso.com/index.php?sec=04_05&sid=21&id=1872
Humberto Rodríguez Camilloni (Virginia Polytechnic Institute and State University), Manuel de Amat y Junyenty la Navona de Lima: un ejemplo de diseño urbano barroco del siglo XVIII en el virreinato del Perú, en http://www.analesiie.unam.mx/pdf/74-75_147-176.pdf#search='virrey%20Manuel%20Amat'


Web de Cristina Ambrosini
Publicidad

TechARTivity - diseño y programacion web
Adquira Martin fierro bilingue formato digital (PDF)
LegaCity
incat
CONSULADO ARGENTINO BARCELONA. Difundimos la web del Consulado, para facilitar la comunicacion entre los ciudadanos/as de argentina y la administracion del Estado Argentino. Esta difusion se realiza de forma TOTALMENTE INDEPENDIENTE DE LAS AUTORIDADES Y SIN OTRO OBJETIVO QUE EL DE FACILITAR LAS GESTIONES DE NUESTROS COMPATRIOTAS. Asimismo, convocamos a todas las entiaddes argentinas a incluir los enlaces con los consulados. Junta Directiva
 
Publica tu baner
Escribenos a

 

(c) 2005-2017 - Casal Argentino de Barcelona - C/Casp, 17, 1 piso, oficina 12 - 08010 Barcelona - Catalunya | Móvil: 675 384 396 | Email: